En la Universidad Social de Vallekas

Durante la mesa redonda compartida con TeleK, junto con el moderador Rafael Córdoba Hernández. Fuente: @montserratboix.

Hace ya un mes que se celebró la II Edición de la Universidad Social de Vallekas, gestionada por la Junta Municipal de Puente de Vallecas en colaboración con la Universidad Politécnica de Madrid. En fondo y forma, la iniciativa se sitúa en el debate (con sus consiguientes críticas) sobre la Academia como un espacio elitizado y cada vez más alejado de la ciudadanía y los problemas sociales. El propio grupo de investigación organizador del evento, Giau+s, se dedica a la investigación en arquitectura, urbanismo y sostenibilidad.

No es casual, por tanto, que la USVK se sitúe en el Campus Sur de la Politécnica, a cuarto de hora caminando de Sierra de Guadalupe, una de las primeras paradas de la Línea 1 del metro. Desde el 22 al 26 de octubre, quienes se hubieran inscrito de forma previa y gratuita podían acudir a uno de los cinco módulos que configuraban el curso: Del derecho a la vivienda al derecho a la ciudad, Economías comunitarias y cooperativismo, Identidad colectiva e identidades compartidas, Ciudades habitables y Ciudad, ciudadanía y tecnología.

Todos ellos se diseñaban con el objetivo de incidir, desde diferentes esferas, en la mejora del tejido social y el conocimiento colectivo mediante seminarios que incluían iniciativas civiles, colectivos activistas y miembros de la comunidad académica. Valga como ejemplo el último de los módulos, coordinado por Iván Rodríguez, no solo por la afinidad de esta sección del programa con las áreas de reflexión de GRECO, sino porque tuvimos la oportunidad de participar en ella presentando el mapa Resistencias digitales.

Con nosotras compartieron espacio Víctor Sampedro, que explicó su proyecto didáctico para adelgazar el Gran Hermano Dietética Digital y Alfonso Sánchez Uzábal, que sintetizó la multitud de proyectos emprendidos por Montera34, estudio dedicado a la creación de mapas, repositorios de archivos digitales y tecnologías participativas, siempre bajo el paraguas de los comunes digitales. Continuaron la jornada Monsterrat Boix como parte de la iniciativa que pretende cercenar la brecha de género Wikimujeres y la ingeniera y programadora Margarita Padilla. Ambas reflexionaron e incentivaron el debate sobre las posibilidades de las tecnologías para crear una ciudadanía crítica (y feminista). Completó la jornada Félix de Molina Bergad, que explicó el día a día de TeleK como medio de comunicación comunitario en el corazón de Vallecas.

Como en este caso particular, durante cinco días y en cinco áreas diferentes la universidad pública configuró espacios donde experiencias con diversos enfoques y estructuras pero objetivos similares podían reunirse para abordar la necesidad de enfocar las reflexiones teóricas e investigaciones prácticas en mejorar el día a día de nuestros barrios y  municipios. Un espacio para encontrarse en común por una ciudadanía activa.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.