España y la incultura de la transparencia

Si en algo coincidieron los ponentes del II Congreso Internacional de Transparencia, celebrado Madrid la pasada semana, es en afirmar que en España hay muy poca cultura de la transparencia. Al evento, que tuvo lugar en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, acudió Lars-Hjalmar Wide, el embajador de Suecia, primer país en contar con una ley de acceso a la información. Fue aprobada nada más y nada menos que en el año 1766. El embajador sueco señaló que «está bien tener una legislación, pero es más necesario tener una cultura de la transparencia en todos los colectivos y entidades», en referencia al caso español. En Suecia, indicó, el derecho al acceso a la información está en el ADN de los ciudadanos, que pueden hasta consultar los SMS del Primer Ministro.

Victoria Anderica Caffarena moderando una mesa en el II Congreso Internacional de Transparencia

Continue reading

Transparencia para cumplir

El desarrollo de la transparencia informativa de los partidos políticos en los últimos años es algo innegable. El partido que no cuenta con un apartado de “Transparencia” en su página web es raro hoy en día.

Aunque los partidos ya publicaban muchos de los documentos presentes ahora en estos portales, el fenómeno de crear un apartado específico para ello lo comenzó Unión Progreso y Democracia (UPyD) en 2011, según un estudio de Dader, Campos y Quitana de 2011.

Continue reading

Las modas de los cibermedios

Resulta agradable comprobar que los medios de comunicación se esfuerzan por adaptarse a las nuevas tecnologías y utilizar aquellas herramientas que más gustan a sus usuarios. Así, cuando comenzó el auge de las redes sociales y la gente comentaba todo en Twitter y Facebook, fue acertado que los cibermedios también se trasladasen.

Pero, ¿es necesario probarlo todo? Dicen que es mejor calidad que cantidad, pero da la sensación de que los medios de comunicación quieren probar cuantos más ‘gadgets’ mejor para ser los más modernos. Continue reading

El periodismo de listas

Nadie inicia la carrera de Periodismo en la universidad con la esperanza de acabar escribiendo en un medio digital sobre “Los 10 trucos para adelgazar” o “Cinco pasos para arrasar en una entrevista de trabajo”. Desde hace un tiempo, tengo la sensación de que los cibermedios han pasado a estar divididos en dos apartados: el serio y el que da dinero a la redacción.

A pesar de que Internet está ya consolidado como un gran canal para los medios de comunicación, siguen existiendo dudas sobre la capacidad para generar ingresos. Es por ello que muchos medios optan por la opción sencilla: publicar noticias poco elaboradas, que no requieran hacer pensar en exceso a los usuarios y que obtengan miles de visitas. De esta forma, el resto de los periodistas de dicho medio, se podrá dedicar a hacer información “de verdad”.

Así, por un lado nos encontramos con cientos de noticias “tipo lista” ­– ‘7 consejos para unas buenas vacaciones’, ‘Tres ingredientes para decir adiós al acné–, mientras que por otro lado nos encontramos con informaciones sobre los Papeles de Panamá, reportajes sobre los refugiados y análisis en profundidad sobre los resultados de las elecciones.

Esta moda de las listas está en auge desde hace ya un par de años y sigue creciendo. De hecho, hay medios ya basados en este tipo de información y la tendencia sigue en aumento.

¿Acaso los usuarios están queriendo decir a los periodistas que hagan noticias más fáciles de digerir? ¿O simplemente los medios están infravalorando el criterio de los ciudadanos?

Hace precisamente unos días, vi una charla TED que hablaba sobre la responsabilidad de los medios para crear criterio político en el público. No se trata de decirles lo que quieren oír, se trata de formar a las personas para que la democracia siga creciendo.

Los medios deben hacer el esfuerzo de adaptarse a lo que los ciudadanos demandan, pero no deben tratarlos como gente sin criterio ni interés.