Chatbots para el gobierno abierto

Una reciente invitación a participar en la Cátedra de Participación e Innovación Democrática de la Universidad de Zaragoza y Ayuntamiento de Zaragoza resultó un excelente pretexto para reflexionar  sobre el «Gobierno abierto municipal: de las webs a los servicios de automatización de la información como herramientas de comunicación», entendiendo la motivación del gobierno abierto como una necesidad para encontrar enfoques y conceptos para fomentar la participación ciudadana y mejorar la calidad de los servicios públicos, con la mirada puesta en las herramientas de comunicación, en sus posibilidades y potencialidades al amparo de los avances tecnológicos.

Si el gobierno abierto es ya un viejo concepto que, desde que Obama, con su memorádum, lo hiciese popular ha ido copando gran parte del interés de las administraciones para su aplicación a través de diferentes herramientas digitales: fundamentalmente, los sitios web y portales de gobierno abierto.

 

 

El balance que desde diferentes estudios se realiza es que los portales de gobiernos abierto siguen siendo fundamentalmente fuentes de información. Con ello, hay pocos servicios de interacción, y casi no hay oportunidades de participación ni de colaboración. Además,  los resultados indican que los portales están en una etapa incipiente de desarrollo y  necesita una gran cantidad de trabajo para mejorar la experiencia del ciudadano, como la inclusión de características que ayuden a los ciudadanos a comprender los datos. Y, ciertamente, a menudo, el énfasis de estos portales y los hackathons que utilizan datos de los portales están impulsados por los intereses de empresas privadas (generalmente del sector de la tecnología) que utilizan los datos para crear aplicaciones para clientes. Si bien, los gobiernos no suelen seguir sus usos ni las aplicaciones posteriores desarrolladas, por ello sus implicaciones y consecuencias son todavía desconocidas.

Dicho esto, viendo que los portales tampoco han sabido conquistar el interés de los ciudadanos: ¿Hacia donde avanza el futuro de estas herramientas en el Gobierno abierto? De nuevo, se señalan dos tendencias: Hacia los servicios personalizados, consistentes con los requisitos y expectativas de cada ciudadano; y hacia las experiencias de co-diseño y co-innovación, donde las acciones se toman a nivel de grupos de usuarios que interactúan con la administración, avanzando hacia el citizensourcing.

Un ejemplo de servicio personalizado puede encontrarse en el uso de chatbots, como lo describen Porreca et al (2018) o viendo como se promueven también desde diferentes compañías.

Fuente: Porreca S., Leotta F., Mecella M., Vassos S., Catarci T. (2018). Doi: https://doi.org/10.1007/978-3-319-74433-9_14

Por su parte, un ejemplo de experiencia de co-diseño y co-innovación la señala Verhulst (2018)  cuando plantea cómo la unión entre la Inteligencia Artificial y la Inteligencia Colectiva (a través de la unión de datos y personas conectadas — IA+IC) permitirá nuevos avances hacia la gobernanza abierta. Para el cómo y el cuándo, vean el artículo.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *