En la sexta European Communication Conference

La conferencia inaugural demostraba la afluencia de participación en los días próximos.

La conferencia inaugural demostraba la afluencia de participación en los días próximos. Fuente: ECREA.

Resumir la sexta edición de la European Communication Conference es complejo: sus 21 secciones temáticas recibieron alrededor de 2.000 propuestas entre comunicaciones, paneles y pósteres. Pero por suerte, el tiempo en la República Checa a finales de año ayuda a realizar un buen repaso de los cuatro días –desde el 9 al 12 de noviembre– que duró el evento: ante las bajas temperaturas entre 0 y 10 grados, los fuertes vientos y las nieves esporádicas, el Prague Congress Centre ofrecía un refugio caliente y con un conjunto de sesiones sobre áreas tan diversas que resultaba complicado no encontrar encada salto de programación alguna que resultara atractiva.

Para el caso concreto de quien escribe, «Knowledge, Age And Data» inauguró la primera de estas sesiones, donde Laura Skouvig (University of Copenhagen) realizó una revisión del concepto Panóptico de Jeremy Bentham’y Michel Foucault en Post-Totalitarian Surveillance: Data and Information in the Late-Modern Society, para hablar de dos nociones de información: la natural, relacionada con el estado de los hechos y el control de la privacidad personal, y la información no-natural, sobre el acto mismo de comunicar y la renegociación de la vigilancia en contextos específicos.

En ‘The Internets’ as Medium of Reverse Agency: Political Economy of Digital Media in the Frame of Bennett and Segerberg’s ‘Connective Action’, Jakub Nowak (Maria Curie-Sklodowska University) ttambién retomaba otra teoría sociológica, en este caso la lógica de la Connective action de Lace Bennet y Alexandra Segerberg, para explicar que los medios tradicionales e intermediarios en los medios sociales apoyaron la opinión oficial frente a los puntos de vista alternativos durante el debate sobre el ACTA (Anti-Counterfeiting Trade Agreement o Acuerdo comercial anti-falsificación). En esa misma mesa, titulada «Materiality, Agency And Digital Media», Sebastian Kubitschko (University of Bremen) señalaba las motivaciones para la reparación y hackeo de elementos informáticos, como el conocimiento y apropiación de los medios tecnológicos, la crítica al consumismo material o la propia diversión.

En relación con un caso concreto que involucra también la cultura hacker se componía la sesión «What Kind Of Democracy? International Perspectives On The Nsa Scandal». En ella, Heikki Heikkilä(University of Tampere) exponía enThe Prism of NSA: Journalism, Legitimacy and a Structural Transformation of Privacy las formas locales de articular un discurso a favor de la vigilancia: en Francia, para terminar con el terrorismo; en Reino Unido, para aumentar la transparencia.

Fuente: ECREA.

Los aperitivos también ayudaban a decantarse por quedarse en las conferencias antes que dar un paseo por Praga. Fuente: ECREA.

Otras investigaciones trataban de áreas específicas del periodismo, como Engaging the Audience: The Democratic Potential of Slow Journalism, donde Lena Knaudt (Rijksuniversiteit Groningen)describía el debate en este tipo de medios como más crítico, analítico y, en general, con mejor calidad. De otras formas de participación online trataba la mesa «Citizens, Social Movements And Digital Media», como la investigación de Marina Magalhães De Morais (New University of Lisbon), The Aesthetics of Net-Activism in Portuguese Digital Social Networks, que habla de un activismo estético en Red, con proyectos como Me, myself and I, que utiliza Second life para potenciar la identidad personal de cada sujeto en Internet.

Maria José Martínez Martínez (Freie Universität Berlin) en su condición de migrante española, estudiaba en Migrants as Translocal Political Actors: Digital Public and Political Media Practices of Spanish Migrants in Berlin las motivaciones de quienes se habían establecido en Alemania para participar políticamente: responsabilidad, damnificación, representatividad, visibilización, etc. Estos grupos horizontales, que utilizan activamente las redes sociales y con un nivel alto de alfabetización mediática, procuran integrar su problemática en la agenda española, en los programas electorales y en el desarrollo de las políticas públicas sobre exteriores.

Fuente: ECREA.

Presentar una investigación no es la única forma de participar: el debate siempre acompañaba los últimos minutos de las sesiones. Fuente: ECREA.

Pero la European Communication Conference no solo fue provechosa para conocer otras investigaciones y perspectivas de la mano de instituciones europeas, sino que además desde GRECO expusimos Podemos Party Outside Their Median Voter: Spanish Regional Elections in Castile and León en la mesa «Populist Political Actors, The Media And Voters». Además, el profesor de la Universidad de Valladolid Miguel Vicente Mariño fue reelegido para la junta de la European Communication Research and Education Association (ECREA). Una buena noticia, no solamente por la dimensión representativa que supone para nuestra institución, sino como un ejemplo para terminar con los complejos sobre el status quo de la investigación en España en el campo de las Ciencias Sociales.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *